Inés Saavedra en 3 min

Gira Escandinava

Gira Escandinava – Suecia y Dinamarca – octubre 2008


Dale, corré que perdemos el avión!

Salimos el 7/10 por la tarde, desde Madrid con rumbo al aeropuerto de Copenhague (Dinamarca) , aunque en realidad "casi" NO salimos… y digo "casi" porque estuvimos a punto de perder el avión y esta vez NO fue por llegar tarde sino por distraídas. De hecho, llegamos más de 1 hora y media antes para hacer el check-in tranquilas y deambular por los free shops, pero hete aquí que en el ínterin nos cambiaron el gate de embarque y no nos enteramos hasta que se acercó la hora de embarcar y no veíamos ninguna azafata en el mostrador.
Recién allí se me ocurrió mirar una de esas pantallas enooormes donde dicen las puertas de embarque para cada vuelo y me doy cuenta que estábamos en la A2 y salía por la D5 (o algo así) y echamos a correr cuando escuchamos que era la última llamada… desconociendo absolutamente el tamaño de semejante aeropuerto asumí que llegaríamos a la puerta correcta en un max. de 3 minutos pero creo que demoramos unos 10 minutos en llegar, con la lengua afuera y por supuesto, últimas en subir al avión con todos sentados.
Llegamos el martes por la noche y la primer actuación era el viernes así que tuvimos 2 días enteros para recorrer Lund, primer destino de la gira por Escandinavia.

Qué ordenados estos suecos!!!

Una de las cosas que más nos llamó la atención fue lo ordenados que son los suecos y especialmente en el tránsito.

¿”Sabía usted” que además de estar marcados los carriles para bicicletas, además de respetarse los sentidos de éstas, hay un carril para peatones cuando este carril de bicicletas va por la vereda y que en éste último la gente también respeta el sentido para caminar??? ¿”Sabía usted” que además, si uno quiere atravesar la calle y debe atravesar el carril de bicicletas, en el carril de bicicletas, HAY CEBRA??????!!!!!

Más claro, mire la siguiente foto:



Otro detalle nada menor es el de poner una especie de semáforo al comienzo de una escalera mecánica… ¿no es el colmo? La verdad que al principio me llamó mucho la atención… ¿es que los suecos no se dan cuenta cual sube y cual baja?

¿O será que lo pusieron para cuando no funciona y así evitar que la gente se atropelle subiendo y bajando por el mismo carril?

Un último detalle… ¿cómo se dan cuenta los suecos de que usted no es sueco? Pues, muy fácilmente: viajando en metro… ¿?

Exactamente, seguramente usted sea el único que cuando se anuncia la próxima estación, se pare para estar pronto para bajar no bien se abran las puertas ¿no?

Pues bien, los suecos no lo hacen hasta que el metro para por completo ¡!!!

En fin, vayamos al relato de las actuaciones:


Lund – Marta’s Café – 10/10

Un café dentro de la Universidad de Lund puede ser lo más apropiado para una tarde de viernes, no tan fría como esperaba.



Preparando la actuación

Toda la familia participó en el evento: mi hermana Laura que lleva casi 5 años viviendo allí para hacer su doctorado y que me dio apoyo moral permanentemente, mi tío Julio, responsable principal del evento en representación de Oikos junto a Dorian, un jóven francés enamorado (otro de los tantos que conocí en Suecia llevados hasta allí por el amor de su vida), Ivonne, la compañera Sueca de mi tío quien ofició de maestra de ceremonias (totalmente inesperado!), Alicia, una prima adorable que no solo estuvo pendiente desde que llegamos para sacarnos a pasear y alagarnos con su cocina sino que además ayudó a montar el escenario y trajo a su hijo Vicente quien me había horneado unos panecillos “para artista”, tal como me los presentó cuando me los dio porque en la parte de arriba uno tenía un lucero, otro una estrella y el tercero, un chanchito ¿?

Ya que estamos podríamos nombrar a los que en los días previos también ayudando a la "concentración" como por ejemplo, mi primo Matías quien me cebó unos riquísimos mates... los primeros en un mes y una semana de gira!!!!!

Y espero no estar olvidándome de nadie más y sino, "pégenme el grito" que lo edito y lo vuelvo a publicar, jajajaja! (¡qué fácil y que lindo para conservar y compartir los recuerdos que es esto de los blogs… Gracias Enrique (Place)!!!)

Y el que me presentara mi tía Ivonne, sueca, fue toda una sorpresa hermosa e inesperada.

El idioma

Este era otro de los toques más desafiantes porque en este caso iba a ser la 1era vez que me dirigía a público de otra lengua. Para acortar distancias decidí hablar esa noche en inglés, por lo menos entre canción y canción para que tuvieran más idea del paisaje que la música luego iba a colorear.


"Lejos", flores y bises

Una de las canciones que NO podía faltar esa noche fue “Lejos” dedicada a mi hermana Laura que lleva viviendo más de 4 años y medo allí, haciendo su doctorado en bioquímica de plantas.

Y otra linda e inesperada sorpresa, es el primer toque donde nos regalan flores al final del espectáculo, hermoso detalle!

Sobre el final, como ya es costumbre, varios bises pero estos fueron más que los de siempre… y es que a la familia uno no se puede negar y era la primera vez que tenía la oportunidad de cantar en vivo y en directo para los que llevan muchos años viviendo allí.

En fin, cómo decía un programa de la televisión española que pasaban aquí hace años (creo que se llamaba El Juego de la Oca), “Desafío Superado!!!”.



En la próxima crónica contaré Copenhague y Estocolmo.

2 comentarios:

Gabe Ferreira dijo...

tudo q dices de Suecia es verdad! un pais muy diferente (estive la 3 meses atras jugando un torneo de futbol). suecos san muy ordenados y amigables con personas de otros paises y para ellos era facil saber que eramos estrangeiros porque no tenemos cabellos lisos y rubios y tambiem porque no sabiamos como viajar com el metro.. =D

Ines Saavedra dijo...

jajajaja! obrigada por confirmar mis impresiones entonces y por dejarme tu comentario.
Aún estoy editando esta crónica así que en un par de días si tienes ganas puedes retornar para ver más videos.
Beijinhos (se dice así?)