Inés Saavedra en 3 min

Azul y Verde (1era parte)

Por fin! "Azul y Verde" en mis manos.





Editado nuevamente por Pajarito Records, mi 2do. disco de autor "Azul y Verde" ya está a la venta en mi tienda virtual http://www.inessaavedra.com/tienda.html




Un trabajo que arrancó en febrero de 2008 en mi homestudio "El Chacal" de Montevideo (Uruguay) y que terminó el día de hoy, viernes 21/8/2009, en una fábrica de discos de Elche (Alicante, España), a las 11 de la mañana.




Como siempre, las etapas que más tiempo y trabajo llevaron fueron la preproducción, la edición y la mezcla.

Si ya sabe de qué estoy hablando, por favor, saltéese los siguientes párrafos; en caso contrario, y en caso de querer saberlo, siga leyendo...

Comencemos hablando del principal ingrediente de un disco de autor: las canciones.

Y si bien parece obvio, no lo es tanto a la hora de elegir cuales son las que van a integrar el disco.

En realidad, uno podría grabar todo lo que hace pero ese no es mi caso y generalmente siempre quedan canciones en el tintero que salvo alguna excepción, dudo que algún día grabe (y si lo hago, será en un disco que se llame algo así como "Canciones que no merecen estar en ninguno de mis discos").

Para elegir las canciones, luego de descartar las que me parecen que no dan la talla de otras canciones (aquí pongo en la balanza letra y música todo junto), el criterio que yo utilizo es seleccionar las más diferentes y representativas del momento artístico en el que me encuentro.

Siempre hay canciones que sirven para que surjan mejores canciones y por lo general, como la práctica hace al maestro, si uno se empeña en superarse, son las últimas por las que empiezo la selección y las que generalmente pasan el filtro.

Pero para poder realizar esta selección, las canciones tienen que estar todas en igualdad de condiciones y por lo tanto, tengo que tener todas las "maquetas" mas o menos terminadas ya que son las que tienen los arreglos musicales y esto es lo que se hace en la pre-producción artística de la que hablaba al comienzo.


Por ej. yo empiezo grabando lo que para mi es fundamental: voz y guitarra. Luego, vienen los demás instrumentos que dependiendo de la canción, no tienen porqué ser los mismos.

Es así que en algún caso lo siguiente que grabo es una línea de bajo o contrabajo, un loop o una batería, otras guitarras, un arreglo de cuerdas, vientos, coros, en fin, lo que haga falta para esa canción.

Y todo eso lleva un tiempo considerable que en realidad, como también se aplica eso de que la práctica hace al maestro, cada vez es menor el tiempo que me lleva darme cuenta qué es lo que necesita cada canción a nivel instrumental.

En el caso de este disco, arreglar todas las canciones ("hacer las maquetas") me llevó 6 meses, donde cada 15 días aproximadamente, me reunía con mi mentor y co-productor artístico, mi compinche musical Dani López, para que las escuchase, acotase, vetase, tocase... en fin, "metiendo la cuchara" y finalmente fueron seleccionadas 13 canciones (ver http://www.inessaavedra.com/discografia.html).



Luego viene la fase de seleccionar los músicos que tocarán en el disco.

Esta tarea tampoco es nada fácil, y especialmente cuando se da el caso de que en tu paisito (Uruguay) hay cualquier cantidad de músicos de primera línea para elegir!

En este disco, a diferencia del primero ("Las Casualidades No Existen"), hubo una plantilla de músicos más estable; o sea, para el anterior tuve 3 bateristas, 3 bajistas, 3 guitarristas, etc. En este, para simplificar las coordinaciones de horarios y disponibilidad hubo uno por instrumento:

Martín Ibarburu: batería y cajón peruano





Gerardo Alonso: bajo y contrabajo
Tato Bolognini: percusión




Palito Elizalde: guitarras eléctricas



Juan Rodríguez: cellos






Pablo Soma: flautas



Fabián Pietrafiesa: clarinete



Artigas Leal: trombón



Miguel Angel Leal: trompeta


Miguel Torochik: tuba

Marcos Ferrando: coros

Ignacio Rojí (Ignacio Copete): voz



y finalmente, Dani López en teclas, acordeón, guitarras de sinte y coros
y yo (Inés Saavedra) en voz, coros, guitarras cuerdas de acero, loops, samples, violines, cellos y fliscornos de sinte.


(la ficha técnica por canción se puede consultar haciendo clic en "Ver ficha técnica habiendo seleccionado el disco "Azul y Verde" en la sección discografía de mi sitio oficial: http://www.inessaavedra.com/discografia.html)


Luego viene la etapa de grabación.

Lo más complejo de esta etapa es la coordinación de horarios disponibles entre los estudios de grabación y los músicos.

Es que contando con los músicazos anteriormente mencionados y habiéndoles entregado previamente el material a grabar, las sesiones de grabación fueron muy eficientes.

De hecho, si se hubiese podido organizar la agenda para grabar todos los días, esta etapa se hubiese realizado en 1 mes, en lugar de los 2 meses que nos llevó.


Aquí cabe mencionar que hay muchas formas de grabar, que van desde por ejemplo, todos los músicos tocando a la vez y con un sólo micrófono que toma el sonido ambiente, hasta todos los músicos en cabinas separadas tocando a la vez o todos por separado, en diferentes instancias y la forma en la que se graban los instrumentos con uno o varios micrófonos.

En el caso de este disco, TODO se grabó por separado y tan separado que incluso, para dar un ejemplo, para grabar la batería se grabaron varias tomas para una misma canción en las que por ejemplo la diferencia entre una y otra es el sonido del redoblante (con o sin bordona) y donde además se grabó por separado lo que es el patrón rítmico básico de la canción de lo que eran los "fills" (piques, improvisaciones) y en muchos casos, también por separado los platos y el charleston para luego editar y elegir lo que más me gustara para cada tema.

Algunos instrumentos fueron grabados en estudios profesionales (por ej. baterías y cellos) y otros en homestudio.
El bajo y contrabajo fue grabado en el homestudio de Gerardo Alonso.
Las guitarras de cuerdas de acero, voces, percusiones, acordeón, trompetas y trombón, fueron grabados en mi homestudio, al igual que todo lo que no tuvo necesidad de grabarse por micrófono como lo son todos los sintes virtuales, teclas, samples, loops, etc.

Y una vez que está todo grabado... a editar!

Sinceramente confieso que aborresco absolutamente esta etapa pero cuando uno quiere que las cosas sean exactamente como uno las quiere, es necesario pasar por ella.


Por ejemplo, aquí tuve que seleccionar de las tomas de batería que tenía para cada tema, cual me gustaba más para cada uno e incluso terminar de armarlas en los casos donde se grabó por separado el bombo y redoblante de los platos, el charleston y los fills, inclusive, al punto de inventar fills donde no fueron tocados.

Aquí es donde por ejemplo, de las 10 tomas de guitarras eléctricas que grabamos con Palito para Noche de Mar, armé 3 guitarras eléctricas diferentes combinando diferentes "frases" que habían sido tocadas entre las tomas realizadas o incluso armando frases algunas que no fueron tocadas mezclando sonidos o mini-frases de diferentes tomas.

Aquí es donde también se corrigen afinaciones de los instrumentos más delicados (por ej. el cello, el contrabajo, la tuba) para que se ensamblen con los instrumentos de afinación perfecta que intervienen en la misma canción como una tecla, un sinte virtual.


En fin, hay muchas más cosas que se realizan en esta etapa pero el tiempo que me llevó superó ampliamente el tiempo de todo lo que llevó grabar todo.


Y por fin, llega el momento de la mezcla!

Se llama mezcla porque justamente lo que se hace es mezclar todo lo que fue grabado para la canción, ajustando principalmente los volúmenes y la ecualización de instrumeto/cada sonido de acuerdo con el rol que juegan en cada canción y durante el transcurso de la misma.

Aquí es donde se ensambla la canción, dándole la cohesión suficiente para que cuando se escuche, parezca que todo fue grabado al mismo tiempo y con los volúmenes, ecualización y efectos totalmente predefinidos.

Al igual que lo que comento para las demás etapas, esto es mucho más complejo, pero la idea aquí es introducirlas para una persona que no es músico o que está vinculado al ambiente. para que se entienda más o menos lo que estoy hablando y el porqué de la complejidad y tiempo que lleva cada una de las diferentes etapas.


La mezcla llevó 3 meses, pero si se hubiera trabajado de contínuo, probablemente hubiese llevado la mitad de tiempo o incluso menos, pero en esta etapa siempre es conveniente dejar pasar algo de tiempo para que la oreja no pierda la perspectiva y "vuelva a escuchar el ruido del bosque y no el de cada árbol".

Y finalmente, la masterización. Esto sí que es más difícil de explicar pero muy básicamente lo que se hace es emparejar todas las canciones a nivel sonoro y de volúmen para que cuando se escuche el disco de corrido, no se sientan saltos de volúmen (como lo que ocurre cuando vemos una película y llegan los anuncios publicitarios donde notoriamente están más fuertes).

Esta etapa prácticamente no ofrece complicaciones salvo para el técnico de sonido que es quien generalmente la realiza en solitario.

¿Qué queda luego de la masterización? Primero que nada, decidir cuántos segundos transcurren entre tema y tema del disco... parece fácil pero no lo es. Decidirlo me llevó casi 1 semana haciendo pruebas y más pruebas para terminar de armar el master definitivo.

Y luego decidir como se va a editar del disco. Parece confuso volver a hablar de edición pero en este caso, el término se utiliza para mencionar quien realizará la fabricación de los discos. ¿A través de un sello o de forma independiente? ¿Cuántos ejemplares? ¿En CD-R o con stamper? Esto es similar a cuando se habla de la edición de un libro.

En este caso, decidí nuevamente realizarlo en forma independiente para tener libertad de hacer lo que quiera y ser dueña de mi obra.

Y hasta aquí llego en esta entrega.

En la próxima contaré lo relativo al diseño del arte del disco (tapa, contratapa, etc) y el nombre que si no se dieron cuenta, NO aparece en ninguna parte.

No hay comentarios: