Inés Saavedra en 3 min

3 toques "al hilo"

Tres toques “al hilo”




Inés Saavedra













Carlo Campagnolo




Torre Pacheco (jueves 18/9) – Alicante (viernes 19/9) – Almería (sábado 20/9)


Esta semana fue muy intensa, a diferencia de las anteriores pasé de tener un toque semanal a tener 3 seguidos, un jueves, un viernes y un sábado.

Y fue de intensa como de variada ya que el jueves fue en un Teatro del tamaño de nuestro MovieCenter, el viernes en una “Tetería” y el sábado en una “Jaima”, todos en ciudades distintas.

CAES – Centro de Artes Escénicas (jueves 18/9 – Torre Pacheco)


Este era LA actuación de este mes.

Si bien tengo una agenda bastante nutrida de toques para setiembre, la única que realmente me tenía preocupada era esta.
Una actuación en un teatro con capacidad para 600 personas, para la cual contaba con el apoyo de Cruz Verde, la empresa que esponsoriza mi gira por España y a quien NO podía fallar luego de la colaboración, fe y confianza que depositaron en mi para presentarme en particular en ese teatro. Gracias Juan José!

Para esta actuación hice alrededor de unas 6 entrevistas en distintos programas de Murcia y Torre Pacheco, una de ellas de 1hora y media en “Onda Regional de Murcia” (http://www.orm.es/) para el programa “Tren de Sueños” dirigido por Miguel Angel Keaton a quien agradezco infinitamente la buena onda para conmigo y la formidable entrevista que me hizo la noche anterior.

Otra de las periodistas a quien quiero agradecer es a Micaela de la radio de Torre Pacheco, quien fue además verme acompañada y todavía encima, terminó comprando mi disco!

Volviendo a la crónica del día de la actuación, nos fuimos temprano en la tarde, en auto ya que tuvimos unas 2 horas de viaje para llegar a Torre Pacheco.
Llegamos a las instalaciones del CAES, 1 hora antes de lo programado para la prueba de sonido y de luces.
Las instalaciones, de primerísimo nivel al igual que la profesionalidad y la calidez de los técnicos con los que me crucé esa noche: Juan Antonio, Vicente, Antonio (sonido), Fus (luces) y José (quien incluso se fue hasta su casa para prestarme un pie para una de las 2 guitarras que llevé esa noche).



Tengo que mencionar que fue la prueba de sonido más ágil y efectiva que he hecho jamás. En realidad no puedo comparar porque en este formato nunca había tocado antes pero la verdad es que yo sufro mucho las pruebas de sonido en general y en este caso, en cuestión de un max. de media hora a lo sumo, todo sonaba “de puta madre”!


Y así sonó también durante el espectáculo, acompañado de variedad de juegos de luces acordes al clima de cada canción.




En breve subiré algunos videos de la actuación pero por el momento, adelanto una selección de fotos para que se hagan a la idea del teatro y de la envergadura de esa actuación.









De los días de la gira, este fue el mejor con respecto a mi estado vocal por lo que aproveché al máximo para dejar todo en las tablas de Torre Pacheco, algo que agradeció de pie, todo el público presente al finalizar la actuación.







Me costó mucho controlar la emoción que me produjo ese momento, pero me contuve hasta llegar al camerino y recibir un cariñosísimo abrazo de Juan José a quien conocí en ese momento.






Esa ovación, los elogios posteriores y la firma de mis discos fue una clara señal de otro éxito en estas tierras! Ojalá todo siga cómo hasta ahora!


Tetería “El Tábano” (viernes 19/9 – Alicante)







Así como hay cafeterías, hay teterías. Ya había leído en alguna parte que los españoles tienen todo muy bien clasificado: por ej. es muy común que se compre fruta en una frutería o tabaco en una tienda de tabaco y vino en una vinería, en lugar de ir directamente a un supermercado y resolverlo todo en ese mismo lugar. No es que aquí no existan los supermercados ni que no haya gente que no lo resuelva todo en un super pero es increíble el “mogollón” (idem a “cantidad”) de comercios por rubro que pululan por todas partes de la ciudad.

Volviendo al caso de la tetería, en realidad aquella donde tocamos el viernes no es exactamente una tetería (quizá lo fue en los comienzos, pero ahora seguro que no) sino más bien un bolichito pequeño, tipo pub con mesitas y sillas de madera en el que uno se sentaría a charlar con un amigo por horas “tomándose un café” (utilizando más que nada una frase hecha, ya que en realidad es más probable que se tome una caña, nombre que se le da a una cerveza en vaso chico).

Este toque empezó cerca de las 23:30, el bolichito lleno y un ambiente muy pero muy cálido y de mucho respeto hacia el artista de ocasión.

Fue un toque diferente al del día anterior, mucho más relajado en cuanto a las expectativas y con más interacción con la gente entre canción y canción.



Siempre los espacios pequeños se prestan para eso, uno ve los ojos de la gente, no están en la oscuridad total que ofrece un teatro mientras transcurre la actuación y por lo tanto, siempre es diferente el contacto con el público, que a su vez, va más relajado a un bolichito que a una presentación en un teatro.

Nuevamente, varios discos vendidos, todos autografiados, con sesión de fotos y elogios varios. Ademas tuve el placer de encontrar una uruguaya entre el público, Diana de San José, que fue con Koko una amiga, ambas 2, simpatiquísimas).

Una vez más, Txus estuvo allí para darnos una mano con el sonido y por fin nos sacamos la foto que nos merecíamos juntos:















Jaima Universitaria“La Insula” (sábado 20/9 Almería)
















La jaima es un tipo de carpa árabe, nómada del desierto similar a las carpas que se utilizan en fiestas de casamientos al aire libre.






Pero esta jaima, era verdadera. Y todos los años se arma y se desarma cuando finaliza el verano, utilizando materiales originales traidos de Marruecos (la jaima misma, múltiples lámparas hermosísimas, instrumentos para fumar, las mesas).





Dentro de la jaima, habían almohadones sobre unos taburetes de madera casi al ras del piso, en torno a unas mesas redondas de hojalata repujado, en las que habían unas arguilas (en español: “cachimbas”), para fumar tabaco de manzana (“entre otras cosas”), acto que se realiza en forma compartida, como lo que hacemos nosotros con la ronda del mate.



Luego de la prueba de sonido (extrañamos mucho a Txus!) y antes del toque, Esther, nuestra adorable y simpática anfitriona, nos llevó “de tapas”, hecho que agradecimos porque estábamos un poco hambrientos después de los 350km que habíamos hecho desde Alicante en una furgoneta alquilada que cargamos en su máxima capacidad para la ocasión.



Entre las tapas había las aparentemente deliciosas criadillas (“cojjjjjones”) de cordero, nada más y nada menos que los testículos del pobre animal. Por suerte en este caso, no tuve necesidad de hacer cumplidos dado que antes de una actuación nunca como, para evitar hacer la digestión mientras canto (algo bastante desagradable por cierto si además tenés problemas digestivos como yo) y me saqué la foto sólo para que vieran el aspecto de los mismos poniendo cara de asco aunque en realidad, no se cómo saben.

Luego de que mis compañeros de viaje terminaron de partirse la boca, volvimos a la jaima prontos para la actuación programada para las 23hs.
La gente no sale muy temprano los sábados por la noche y por lo tanto, nos demoramos más de 1 hora y media en comenzar pero para entonces… ya era MI CUMPLEAÑOS!!! ¿Cómo podía imaginar que iba a empezar mi día haciendo lo que más me gusta en la vida?
Es que como no me canso de repetir, las casualidades NO existen, y en esta gira donde todo está superando mis expectativas, no podía ser de otra manera.

No sólo lo empecé así sino que por la mitad del show, la gente que había en aquel lugar me cantaron el feliz cumpleaños.

El show terminó como siempre con venta de discos y firma de autógrafos pero en este caso, se agregó una improvisada torta de cumpleaños: cuatro galletitas rellenas de chocolate que dispuestas alrededor de una velita en un platito, supieron ser mi más exótica torta de cumple que haya tenido jamás, jajajaja! Gracias Ester e Isa!
Ay mamá, no sabés cómo extrañé tu torta alfajor y la de chocolate!!!! ¿Lo festejamos a la vuelta? Ñam ñam ñam!

Volvimos esa misma noche o más bien madrugada, escuchando buena música todo el viaje llegando a Alicante a las 7 y media de la mañana, justito justito con el amanecer de mi cumple.

1 comentario:

txus amat dijo...

CENTRO DE ARTES ESCENICAS
CLÍMAX


Doy fé de que todo lo que Inés os cuenta sobre la suerte que ha tenido al cruzarse en su camino con Charli (Carlos M. Fuentes) es absolutamente cierto.

No solamente por su gran ayuda en esta gira: busqueda de músicos, conciertos, patrocinadores, alojamiento... Además, queridos amigos, se trata del mejor, más divertido y ocurrente compañero de viaje que te puedas encontrar. Los conciertos se convierten en hilarantes aventuras. Tal vez sea la única manera de equilibrar el encomiable esfuerzo que por otro lado realiza: detallista y responsable hasta el extremo.

Este microrrelato está basado en hechos reales, aunque ahora, pasados unos días, algunos sucesos se desdibujan y casi pertenecen al terreno de lo onírico. Cosas de la adrenalina, supongo.

Aquel jueves venía impreso en tinta roja en el calendario de la gira.

Una gran ocasión, lujosa infraestructura, los mejores medios, escenografía, respaldo de los patrocinadores. Una velada muy importante y de gran responsabilidad.

Tuve la oportunidad de viajar “empotrado”, ya que esta vez el sonido lo llevaba una empresa contratada y podía corretear haciendo alguna fotito en el backstage, ocioso, disfrutando de cuanto se adivinaba podía ocurrir.

Y ocurrió.

El audio está grabado digitalmente en minidisc, por lo que a él me remito. Sólo os adelanto que desde el patio de butacas sonó tremendo. Escuchar a “la niña y su banda” con calidad y medios pone los pelos de punta.

Tratándose de un espacio escénico teatral, la luz resultó decisiva a la hora de dar profundidad y realce al conjunto: juego de sombras y relieves para los temas más sutiles en contraste con súbitos y espectaculares estallidos multicolores en los momentos más adecuados. Todo muy medido. Un éxito, francamente.

Sobrecogedor final al cerrar en solitario con “Mimos”, una cálida evocación a su padre... ahí la gente se arrebató.

Un baño de música y luz que el público saboreó y agradeció puesto en pié, ovacionando y arrancando un par de emocionantes bises.

Lo último parece una crónica taurina, por lo que aprovecho el tono para acabar diciendo que en Sevilla los habrían sacado por la Puerta del Príncipe.

Bonita noche de luna para el recuerdo. La tercera hojita de su arbolé.

“...Inés, Inés Inesita, Inés”