Inés Saavedra en 3 min

Crónica de una música que no vive de la música (1era parte)

Como tantos otros músicos uruguayos, lamentablemente tengo que trabajar en otra cosa para poder financiar mi carrera artística.

Como lo dice el título de mi blog, además de cantautora soy informática y actualmente estoy como responsable de calidad y de soportes de un departamento de informática donde trabajo unas 6 horas diarias. Hasta hace un par de meses venía trabajando 8 horas pero hacía mucho tiempo que quería bajar la carga horaria para poder dedicar más tiempo a la música y tuve la suerte de poder hacer algunos ajustes en mi economía para poder lograr dicha reducción horaria con la consabida reducción de sueldo. Si hubiera podido, habría bajado a 4 horas pero entonces ya no podría cubrir mis gastos fijos y por otra parte, muy probablemente no me lo hubieran aceptado en mi trabajo por el cargo que desempeño.

Mis días

Actualmente, mis días entre semana son más o menos así: me levanto no muy temprano (porque generalmente me acuesto en el entorno de las 2 de la mañana o más tarde) y salgo a trabajar. Los días que estoy muy madrugadora llego a las 10 de la mañana a mi trabajo y el día transcurre laboriosamente hasta las 16hs donde corro de regreso a casa para cambiarme de ropa y empezar a disfrutar realmente el día.

Música versus Informática

A lo dicho ya tengo 2 cosas que aclarar: la primera es que en realidad no es que no me guste mi trabajo, pero si hay algo sobre lo cual no tengo ninguna duda es que si tuviera la chance de vivir exclusivamente de la música, lo dejaría. Las dudas me las saqué entre el 2002 y el 2004, período en el cual me quedé sin trabajo a raíz de una crisis económica que vivió todo el país y afectó el trabajo de muchos, como el mío, en el que la opción era irse con una platita en el bolsillo y cruzar los dedos para encontrar uno nuevo o esperar a que pasara el temporal y rezar para que no fueras a parar al seguro de paro con mucha menos platita que la que te ofrecían si te ibas por tu cuenta. Yo decidí jugármelas por las mías y aprovechar ese tiempo y esa plata para vivir y grabar mi disco "Las Casualidades No Existen" que terminé en el 2004 (creo que el título lo dice todo ¿no?).

La segunda cosa que quería aclarar es que mencioné el cambiarme de ropa como al pasar pero fue intencional porque es una costumbre o un ritual que tengo desde la época del liceo, en la que no podía hacer nada de nada hasta que no me quitara el atuendo. El hacerlo me provocaba una sensación de liberación increíble, como si volviera a ser yo misma y recién entonces a partir de ese momento podía disfrutar en plenitud de lo que viniera. Eso es raro porque en realidad también me gustaba ir al liceo, estudiar, etc pero la cuestión es que todo se volvía más agradable cuando ya no estaba encerrada en ese vestuario y lo mismo me pasa hoy cuando me quito la ropa formal de trabajo. Los que me conocen podrán dar fe de que no soy una persona que se preocupe por lucir bien a la hora de vestirse; generalmente en mis elecciones prima la comodidad… y difícil que me vean con pollera!

En fin, una vez en casa, tengo varias opciones pero las más votadas son: escuchar música o hacer música. Y al momento de hacer música, lo mejor es cuando trabajamos con Dany (Daniel López, músico increíble con quien hacemos un dúo super sinérgico) o sola, cuando compongo mis canciones.

El cuartito y el cuartito de ella

Ahora estamos grabando en “el cuartito de ella” nombre que le puse a mi mini home studio que armé en casa a raíz de que Dany en su casa tiene un home studio llamado “el cuartito”, las voces del disco de Dany, disco que esperamos tener pronto para abril de 2007.


Pasamos muchísimas horas trabajando juntos, ya sea grabando, escuchando música, viendo dvds de toques en vivo, armando los arreglos para las canciones y editando. También pasamos un buen rato filosofando sobre prácticamente cualquier cosa según el tema que tenga en la cabeza cualquiera de los dos ese día, mientras hacemos un descanso para tomarnos unos mates o un cafecito.

La cuestión es que siempre nos falta tiempo y a los dos nos gustaría poder dedicarnos todo el día a esto. Lamentablemente por ahora, eso es impensable por múltiples razones.

Uruguay, pequeño, pequeño...

Una de las razones es que Uruguay es un mercado muy pequeño donde los espacios que hay para los que hacemos música de géneros que no son los que están de moda o que no se pueden clasificar con facilidad, casi no existen y los que sí son acaparados generalmente por el que tiene el mejor vínculo.
O sea, si no tenés un “padrino”, no importa la calidad o lo bueno que esté lo que hacés, es muy probable que nadie se tome el tiempo para escuchar tu propuesta hasta que alguien te empiece a nombrar.
Y obviamente, el saber esto, hace que muchas veces se te haga muy cuesta arriba y tengas ganas de tirar todo por la borda y seguir haciendo música de puertas hacia dentro, dejando que fluya lo que tenga que fluir. El problema es que si uno vuelve a pensar lo que disfruta haciéndolo, no puede dejar de tentarse nuevamente pensando lo lindo que sería tener la posibilidad de vivir de lo que uno siente que es su pequeña contribución al mundo en el que vivimos. Es un lío existencial casi diario que por suerte uno olvida apenas se pone a hacer música y lo deja para otro día.

¡Sé lo que quiero y lo quiero ya!

En realidad, no es más ni menos que el deseo de cualquier otra persona que pretende vivir de lo que le gusta. En mi caso particular, me conformaría tan solo con poder cubrir mis gastos fijos para mantener mi independencia y obviamente, seguir haciendo música (que también tiene sus costos).

Ojalá algún día lo logre. Ojalá encuentre el lugar donde se encuentra la gente que valora el arte por el arte y no por lo que dijo tal o cual persona. Y ojalá que entonces mi arte tenga algo para emocionar y pueda sentir que todo el esfuerzo que estoy haciendo ahora por encontrar mi espacio, vale la pena.

8 comentarios:

DarioDario dijo...

Buenas! Como estamos hoy?

Sabés? Tengo muchas relaciones que estan ligadas a la musica, y leyendote me acorde de muchas cosas que les paso a estas personas, y despues de dibagar un poco llego a la conclución "En uruguay debe ser dificil con el mercado chico que hay, pero estar en Argentina debe ser peor"... aclaro el porque de peor:
Primero que nada la cumbia; aca hay un canal que los sabados pasan 9 horas de bandas de cumbia en vivo!!!! Segundo, aca los pibes estan aburridos y crean bandas de cumbia. Aca vas a un boliche y lamentablemente tenes que escuchar cumbia toda la noche, si tenes suerte y fuiste a uno "cheto" de 5 horas escuchas 3 de cumbia.
Dicho lo anterior creo que debe ser dificil para cualquier genero que no sea cumbia.

Despúes de ver varias bandas separarce, entrar en un pozo depresivo y demás, lo único que "apredi" es que hay que ser muy perseverante e insistir una y otra vez hasta lograrlo. Hasta ahora de todas las bandas/grupos chicos que conocia uno solo esta "tomando vuelo", y fueron aquellos que nunca agacharon la cabeza... (todavía no son muy conocidos, pero en algunas estaciones de trenes ya se ven algún que otro grafiti haciendo alución a ésta banda).

En conclución (para no hacerla muy larga): No te rindas

Otra cosa, me encanto conocer un poco sobre tu vida, ésta bueno leer cosas así sobre las vidas de los artistas.

Un abrazo.

PD: Creo (no es seguro todavía :-( ) que en Marzo voy, asíque si tocas de seguro hago que coincida la fecha y te voy a ver.

Ines Saavedra dijo...

gracias Darío por el ánimo! Lo que decís de la cumbia allá, acá pasa con el rock en este momento. Perseverar es lo que más hago y si no fuera por gente como vos que te da el ánimo que te falta en el momento justo, probablemente habría abandonado.
Recién hoy leo tu comentario porque los fines de semana acostumbro oxigenarme yéndome para afuera ya sea a descansar, reflexionar o hacer música y todo ello ocurre lejos de mi PC.

gb dijo...

No tenés padrinos pero en tu disco graban el Fatto, los Ibarburu, Torrado Parra, y varios músicos pesados...

Vamo'arriba muchacha dele duro.

Ines Saavedra dijo...

Gabriel, tenés mucha razón en lo que me decís. Desde el punto de vista artístico he tenido varios reconocimientos y no precisamente por los premios que menciono en mi sitio web sino por el simple hecho de que estos musicasos aceptaran participar en mis canciones.
Es muy bueno que lo saques a luz cuando uno está viendo todo negro! gracias

Anónimo dijo...

Hola!
Llegué por google, buscando cantautoras uruguayas, y me encontré con tu nombre, que la verdad, no lo conocía.
Estoy esperando que se abran un par de videos que encontré en YouTube para poder escuchar algo de tu música, pero mientras aprovecho para dejar un saludo y un aliento de seguir adelante con la música, que si bien es complicado de articular con la rutina de todos los días y con las obligaciones, es una compañera más fiel que uno mismo.
Abrazo musical! PASTIGB

Ines Saavedra dijo...

Muchas gracias por tus palabras de aliento, siempre son bienvenidas. Si hay algo que seguro nunca dejaré de hacer por más difícil que sea el medio es la música porque corre por dentro de mis venas como la sangre misma. La necesito para vivir en equilibrio y mis canciones seguirán brotando más allá de que en algún momento se editen o no. De hecho estoy empezando mi 2do. disco. Como verás, lejos estoy de serle infiel a esta pasión.
Si querés saber más de mi, además de youtube tenés mi sitio web.
muchas gracias una vez más PASTIGB, quien quiera que seas.

carlosmfuentes dijo...

Hola Inés.Tengo el gusto de seguirte la pista a raiz de una amiga de Montevideo que empezó recomendándome la música del maestro Zitarrosa, lo que hizo que me interesara por el panorama musical uruguayo.
Contigo me siento muy identificado,
ya que he estado acompañando con mi guitarra durante 30 años (tengo 46) a todo tipo de cantantes y ahora ya me planteo dejarlo por mis obligaciones familiares y mi falta de energia,todo sea dicho.
Mi consejo es que mientras no exista una obligación mayor, sigue luchando mientras puedas porque luego todo serán recuerdos y añoranzas y cuantos más tengas mejor.Yo lo siento por mi hija,pero va a tener que escuchar mil batallitas de su papi (jaja)
También tengo en casa mi pequeño estudio como vosotros y como no, el mismo problema de no poder depender económicamente de la música. Lo importante es sentirse músico durante todo el dia.
Este tema lo plantea un cantautor español (de Alicante) llamado Txus Amat,al cual he tenido el gusto de acompañar algunos años,en una canción titulada "A Tiempo Parcial",donde os veo a ambos muy reflejados.
Está en youtube o myspace,por si a tí y a tus lectores les interesa.
En fín, sigue adelante que aún te quedan muchas cosas que contarnos
y más ahora ¡Con lo bien que me lo paso con tus comentarios y tu música.!
Hasta otra opinión,recibe tú y tu banda un fuerte abrazo de Carlos

Ines Saavedra dijo...

Carlos ¿fuiste tú entonces el que buscaste cantautoras urugayas en google?
Muchas gracias por tu consejo y me alegra que te gusten mis comentarios.
Trato de ser honesta y auténtica, simplemente hablar de "mi verdad". Sigamos en contacto ya que a mi me sirve muchísimo aprender de otros que hayan vivido experiencias similares y tu eres uno de ellos.